Los nuevos tiempos a los que se enfrenta la economía lleva a los emprendedores a buscar la innovación para facilitar la vida de las personas y vender productos o servicios de forma mucho más personalizada.

Las actuales perspectivas económicas ha llevado a las ‘startup’ a desarrollar el ingenio con el fin de que los negocios no sólo sean rentables para las empresas sino también para los trabajadores y clientes.

Así es cómo ha nacido Washfy, una aplicación que permite llevar el servicio del lavado de coches donde el cliente desee, sin ser necesario que este se encuentre presente. Detrás de esta aplicación se encuentra el equipo de profesionales de Alvato.

El funcionamiento de la app es muy sencillo. El usuario puede solicitar qué tipo de lavado prefiere para su coche: exterior, interior o ambos. Uno de los aspectos más novedosos es que el cliente, después de seleccionar el tipo de lavado, introduce el presupuesto que tiene y la aplicación encuentra el ‘washer’ más cercano y que mejor se ajusta al presupuesto seleccionado. El último paso es que el ‘washer’ se acerca al lugar donde se ha solicitado el servicio y allí desarrolla el trabajo contratado. La app ya está disponible para descargar en las dos principales plataformas.

Llevar el coche sucio, o lavarlo en la calle, puede suponer una multa de hasta 3.000 euros.